Keene pronto se da cuenta de que su única salida es conseguir una confesión y averiguar dónde están enterrados los cuerpos de varias niñas, antes de que se apruebe la apelación de Hall. Pero, ¿está diciendo la verdad este presunto asesino?  ¿Es la historia de un mentiroso en serie?