¿Cómo reducir el riesgo de sufrir un cortocircuito o incendio en el hogar?

Instalar detectores de humo o evitar cargar toda la noche los dispositivos son sencillos pasos que pueden protegernos

Por María Ruano

Los descuidos y las instalaciones en mal estado originan buena parte de los fuegos en el hogar. Cigarros mal apagados, estufas cerca de una cortina, olvidar la sartén en el fuego, o dejar las velas encendidas e irse a dormir son situaciones cotidianas que pueden acabar mal. Según el estudio ‘Víctimas de incendios en España en 2022’, elaborado por Fundación Mapfre, ese año fallecieron en España 176 personas por incendio (168) y explosión (8) en vivienda, que tuvieron su origen, por este orden, en el salón, el dormitorio y la cocina.

Dicho informe revela que el 76,1% de las muertes se produjo a causa de la inhalación de humo y gases tóxicos. Aunque hay personas que cuentan con un extintor en el hogar o tienen localizado el de su rellano, los detectores de humo que emiten un sonido audible en las etapas iniciales del fuego también pueden ayudar a protegerse. Además, hay otra serie de sencillas recomendaciones que se pueden seguir.

Incendios domésticos

Fuegos de gas
• Las fugas de gas pueden generar una situación muy peligrosa, ya que pueden provocar intoxicaciones o asfixia por inhalación e incluso acabar en una explosión.
• Mantenga al día la revisión de la instalación de gas, que solo debe realizarse por técnicos especializados y autorizados.
• No tape ni bloquee los orificios de ventilación.
• Si percibe olor a gas, no encienda ningún fuego ni aparato eléctrico, ya que la chispa puede provocar una explosión. Ventile la estancia, cierre las llaves generales
y llame a la empresa suministradora.
• Si utiliza butano, guarde las bombonas en un lugar ventilado, a poder ser al aire libre. Las gomas naranjas, abrazaderas y manorreductores deben ser revisados con
regularidad y cambiados periódicamente.

Fuegos eléctricos
• No sobrecargue los enchufes con muchos ladrones o regletas, porque están preparados para soportar una potencia determinada que, si se rebasa, sobrecarga la línea, creando un punto de riesgo.
• Si la regleta tiene interrruptor, apáguela cuando no la use.
• El uso prolongado y excesivo de aparatos o la obstrucción de los sistemas de ventilación puede producir un sobrecalentamiento.
• Los aparatos de gran consumo no deben conectarse a alargadores eléctricos.
• No use aparatos o dispositivos que tengan el cable dañado, deteriorado o con el aislamiento roto. Puede provocar un cortocircuito, saltos del diferencial, etc.

Fuegos en las cocinas
• Si va a cocinar, esté pendiente de los fuegos encendidos. Y si no puede estarlo porque va a realizar otras tareas o le llaman por teléfono, retire el recipiente y apague el fuego.
• Cuando cocine con aceite, tenga a mano una tapa o una bandeja para horno. Si se producen llamas, coloque la tapa o la bandeja encima para que se extingan y apague la cocina para permitir que se enfríe. No la mueva, porque el aceite puede salpicar y propagar las llamas. Tampoco use agua, porque al sobrecalentarse,
se volverá vapor y podría ocasionar quemaduras.
• La cocina, el horno y las campanas extractoras deben estar limpias y libres de grasa y polvo ya que, si se produce un pequeño fuego, prenden con facilidad.

Otros riesgos de incendio
• Si fuma, asegúrese siempre de que apaga bien el cigarro, y no lo haga tumbado o en la cama.
• No utilice los radiadores para secar la ropa.
• Evite los descuidos, como la plancha encendida encima de la ropa, los recipientes olvidados al fuego o las velas encendidas.
• Si tiene secadora, mantenga limpio el filtro para pelusas y la rejilla de ventilación. Evite también que las pelusas se acumulen cerca del calentador de la secadora.
• Los materiales inflamables, como cojines, cortinas o sofás deben estar a una distancia prudencial de las estufas y los calefactores portátiles.

Patinetes eléctricos

Los patinetes eléctricos se han convertido en una nueva alternativa de movilidad sostenible, pero también entrañan nuevos riesgos de incendio. De hecho, en Bizkaia, algunos operadores de transporte público han prohibido su entrada por temor a una posible explosión de sus baterías, como ocurrió en octubre en la Línea 2 del Metro de Madrid. Un problema que tampoco es ajeno a las comunidades de propietarios, ya que es en casa donde se suelen cargar.

Cuidados a tener en cuenta
• Evitar dejarlos cargando toda la noche, y tampoco hacerlo si están húmedos o mojados.
• Cargarlos alejados de elementos que puedan prender con facilidad, como cortinas, sofás, alfombras…
• Usar solo cargadores y baterías recomendados por el fabricante.
• Guardarlos en zonas no expuestas al calor o al frío extremo.
• Si se golpea, sobre todo en la zona donde está la batería, llevarlo a un taller para que lo revisen.

Desde enero, en España solo se pueden comercializar los patinetes eléctricos que dispongan del certificado emitido por la Dirección General de Tráfico (DGT).  Para poder obtenerlo, deben cumplir una serie de requisitos técnicos, como que el fabricante incorpore sensores de temperatura que corten la alimentación en caso de sobrecalentamiento, o medidas anti manipulación, para evitar que los usuarios o personal no cualificado accedan a la unidad de control, al sistema de transmisión o a otras partes del sistema de propulsión.

¿Qué hacer si explota la batería? 
Si tiene un balcón abierto sin elementos combustibles y lo puede sacar sin riesgo, hágalo. Si no es posible, lo ideal es confinarlo en la habitación o cuarto en el que se encuentre, cerrar la puerta y después ponerse a salvo, cogiendo las llaves de la vivienda, saliendo de esta, cerrando la puerta y desde el exterior avisar a los bomberos a través del 112.

Vehículos eléctricos

Ante un incendio en un garaje comunitario en el que confluyen vehículos eléctricos y de combustión, los dedos apuntan a los primeros, aunque aún no existen datos concretos que confirmen que el riesgo es mayor.

Cómo prevenirlo
• No se deben manipular ni modificar los elementos eléctricos del coche.
• El cargador del domicilio y la instalación eléctrica a la que se conecta deben estar en buen estado.
• Lo mismo ocurre con el vehículo, por eso se deben pasar las revisiones previstas por el fabricante.
• Si ya se ha incendiado, lo primero que debe hacer es evitar exponerse al fuego. Situése en una zona segura y avise a los servicios de emergencia a través del 112. «Los Servicios de Bomberos contamos con procedimientos específicos para realizar la extinción de cada tipo de incendio en su caso», tranquiliza Ignacio García, jefe de Bomberos de Bilbao.

Entradas recientes