La Formación Profesional pisa el acelerador

El 24 de mayo finaliza el periodo de matriculación de esta opción educativa que hace un balance muy positivo del curso pasado

Por Adriana Carrillo

2023 fue un año de hitos para la FP vasca. Por un lado se dieron pasos decisivos para convertir todos los itinerarios formativos en duales –en alternancia entre el centro de estudios y el centro de trabajo, un modelo que sirvió como base para la Ley de Formación Profesional impulsada por el Gobierno central el año pasado–. Además, se avanzó en la inmersión en el mundo laboral de estudiantes de primer año, mientras que los estudiantes de segundo y tercer año en prácticas empezaron a cotizar a la Seguridad Social. En marzo de este año, 12.000 alumnos y alumnas de FP estaban ya dentro del sistema de pensiones –para verano se espera incluir a 11.000 más–, una nueva obligación, enmarcada dentro de la Ley General de Seguridad Social de cotizar prácticas no remuneradas como una medida para que los jóvenes vayan acumulando tiempo de cotización.

Por otro lado, la oferta de ciclos formativos y cursos de especialización se incrementó en casi un 25% para dar respuesta a los cambios y avances que se han producido en diferentes sectores que requieren perfiles emergentes relacionados con la ciberseguridad, la industria 4.0, la inteligencia artificial, el Big Data, la biociencia o la integración social y sanitaria.
Tras un curso en el que se matricularon 24.916 personas en la FP, alcanzando casi los 50.000 estudiantes en sus 23 familias profesionales, esta opción educativa ha conseguido un 89% de empleabilidad. Las cifras demuestran un año más que la FP es una maquinaria bien engrasada que funciona gracias a las correas de transmisión entre los centros formativos y los centros de trabajo.

Los datos

» Plazo: hasta el 24 de mayo on line y en los centros de FP
» 182 centros
» 64.105 plazas ofertadas
» 23 familias profesionales
» 158 titulaciones diferentes de Grado Básico, Medio y Superior
» 22 cursos de especialización
» 39 certificados profesionales
» +780 plazas Ciclos de Grado Básico
» +1.950 plazas Ciclos de Grado Medio
» +2.690 plazas Ciclos de Grado Superior
» +360 plazas Cursos de especialización

5.780 plazas más

Después de un curso en el que la FP continúa con su tendencia al alza, en septiembre el alumnado contará con 5.780 plazas más hasta alcanzar las 64.105, casi un 10% más de las que se anunciaron hace un año para el curso actual.

Las diez familias profesionales que en mayor medida van a ver incrementado su número de plazas ofertadas son algunas de las que cuentan con mayor tasa de inserción laboral: Fabricación mecánica (91% de empleabilidad), Informática y comunicaciones (90%), Electricidad y electrónica (89%), Instalación y mantenimiento (95%), Administración y gestión (83%), Imagen personal (80%) y Servicios socioculturales y a la comunidad (82%).

La nueva ley de FP brinda un paraguas para poder acometer una serie de cambios con el objetivo de hacer la oferta académica más flexible y adaptada, tanto para estudiantes como para trabajadores en activo que quieran reciclarse o profundizar en su formación. «Antes era el alumno el que se adaptaba a nuestros ciclos y ahora es al contrario porque podemos dividir los cursos en partes cada vez más pequeñas. Nosotros nos vamos a adaptar a los ritmos y necesidades de cada estudiante», señaló Jorge Arévalo, viceconsejero de Formación Profesional, durante la presentación del nuevo curso.

«El concepto de incertidumbre nos va a acompañar muchos años y se necesita mayor preparación y una transformación de la FP para poder responder a esas necesidades de las personas y de las empresas para que sean lo más competitivas posible», resaltó Arévalo sobre el papel cohesionador de la FP. «Nuevas sociedades demandan nuevas respuestas», continuó el viceconcejero refiriéndose a los objetivos que se ha marcado el Gobierno vasco para los próximos años: seguir manteniendo una baja tasa de abandono escolar respondiendo temprano y con eficiencia a las brechas de género entre el alumnado, atender a las personas migrantes para integrarlas lo antes posible a la sociedad, y a las personas con discapacidad para que adquieran las habilidades necesarias para trabajar «y les abra las oportunidades necesarias para realizarse plenamente».

Otros de los retos que asume la FP son los de incrementar el número de personas con posibilidad de incorporarse al mercado laboral, reforzar competencias transversales, acreditar más experiencia en el entorno laboral, reforzar las competencias en idiomas y promover el conocimiento en tecnologías digitales.
El periodo de solicitudes, tanto on line como en los propios centros de FP, termina el próximo 24 de mayo. Un total de 182 centros ofrecerán 158 titulaciones distintas (ciclos formativos de Grado Básico, de Grado Medio o de Grado Superior), además de 22 cursos de especialización y 39 certificados profesionales, todos ellos pertenecientes a 23 familias profesionales.

La evolución de la FP en Euskadi
Publicaciones relacionadas
foro-fpcoloquio fp